Actividades extraescolares ¿Cuál escoger?

En Tot Teràpia atendemos a muchos niños que además de realizar su rutina escolar también acuden a actividades extraescolares. Muchos padres nos piden consejo sobre este tema, pues quieren saber cuál es la actividad extraescolar que recomendaríamos a sus hijos. Por eso este artículo viene a describir los diferentes tipos de actividades extraescolares y cómo pueden beneficiar en el desarrollo del niño, así quizás sea más fácil escoger. También es muy importante tener en cuenta los gustos del niño, la distribución del tiempo, sus necesidades y capacidades, y por supuesto el coste que supondrá. El éxito dependerá de una correcta combinación de todos estos factores.

 

 

Quería empezar hablando de las actividades extraescolares más populares, las actividades deportivas de equipo, como por ejemplo el fútbol, baloncesto, hockey, etc.

Lo más destacable son todas las aptitudes físicas que el niño trabaja mientras se desarrolla la actividad: mejora el equilibrio, la fuerza, la capacidad cardio-respiratoria (aptitudes de fondo)… pero también cabe destacar ciertos aspectos cognitivos ya que realizar estas actividades también mejora la coordinación, pues movernos y realizar deporte refuerza el concepto que tenemos sobre nosotros mismos, el denominado esquema corporal, y conociéndonos mejor es como mejor nos movemos también. En este aspecto -y para este tipo de actividades- hablaremos siempre de desarrollo sobretodo en la motricidad gruesa, es decir, para movimientos amplios, y no tanto de la motricidad fina.

También cabe mencionar los aspectos emocionales que se potencian como la autoestima, debido a ser deportes que se realizan en equipo, el resultado final nunca dependerá de una sola persona, sino del conjunto. A su vez, y por el mismo motivo, también refuerzan habilidades comunicativas, y es que el éxito del equipo muchas veces dependerá de la comunicación entre sus integrantes, trabajando así aspectos como la empatía.

Además de las actividades deportivas en equipo, también quería describir las actividades que se realizan de manera más individual, como por ejemplo la natación. Siempre se ha dicho que nadar es el deporte más completo que existe, y es que para mantenerse a flote se requiere de la participación de más del 80% de los músculos. Nadar con cierta calidad requiere de una técnica muy concreta la cual podemos aprender gracias a una buena planificación de movimientos y un esquema corporal definido (anteriormente mencionado), lo cual facilitará una coordinación de movimientos más efectiva.

De entre estos denominados deportes individuales, quería mencionar las artes marciales, como el Judo. Además de mejorar aspectos que ya conocemos como la coordinación, la lateralidad, la fuerza o la elasticidad, el Judo nos ayuda buscar estrategias nuevas de movimiento para poder derribar al adversario, esto es, idear nuevos patrones de movimiento, y que sean eficaces. Pero el Judo no se queda ahí, también se potencian valores como el respeto por los compañeros, el autocontrol y la no violencia. Al contrario de lo que muchos padres suelen pensar sobre las artes marciales, éstas lo que realmente promueven es la evitación del conflicto ante la violencia, mediante técnicas de esquiva, o autocontrol.

También la danza puede ayudarles a mantener un control postural correcto y a trabajar aspectos de motricidad gruesa. Ayuda a superar la timidez y mejora la autoestima ya que aumenta la confianza en sí mismo. La danza entra ya dentro de esas actividades que son también una vía de expresión como las que describiré a continuación.

Dejaré entonces las actividades más físicas para hablar de otras actividades extraescolares. Por ejemplo, la música. Cuando un niño está aprendiendo a tocar un instrumento musical, también está aprendiendo un nuevo lenguaje, lo cual refuerza los procesos de plasticidad del cerebro, y ayude seguramente a la hora de aprender un nuevo idioma. También, saber tocar un instrumento es otra manera de poder expresarse. Y para aprender a tocarlo influyen muchos procesos como la atención, la memoria, o una buena coordinación digital (en muchos instrumentos de cuerda o de viento sí hablaríamos de motricidad fina).

 

 

El teatro es una actividad que puede otorgar muchas herramientas para el desarrollo, pues desde bien pequeños ya empiezan con el juego simbólico, es decir, hacer que objetos representen y actúen como cosas que no son. Es aproximadamente a los cuatro años cuando entienden que una misma persona puede representar diferentes papeles, lo cual les permitirá trabajar la empatía (en ocasiones las obras explican moralejas o transmiten valores con los que los niños pueden sentirse identificados). En el teatro existen ciertas reglas que deberán cumplir para representar una obra, que les ayudará también a entender después las reglas del mundo adulto. Y por supuesto, ayuda para la expresión verbal en cuanto a fluidez, dicción, vocabulario… y también para la expresión corporal.

El dibujo es otra actividad que puede ayudar al niño a buscar vías para expresarse. Aunque empiezan a coger el lápiz con unos 18 meses aproximadamente, no es hasta los cuatro años más o menos que podemos empezar a hablar de dibujo realmente. También, potenciar este tipo de actividades mejorará la motricidad fina muy útil a la hora de realizar buena letra.

Hasta aquí un resumen de las actividades extraescolares. No he querido incluir actividades para aptitudes académicas concretas ya que éstas tienen un objetivo mucho más claro, como puede ser clases de refuerzo, clases de idiomas, etc.

Me gustaría acabar resaltando la importancia de un buen empleo del tiempo ya que cada niño requiere de su propia organización. Esto es, puede que algunos niños sean capaces de disfrutar de varias actividades semanales pero otros no sean capaces de disfrutarlo tanto y prefieran emplear su tiempo al juego libre, el cual también tiene un valor muy importante en su día a día. Como comentaba al principio, el éxito de estas actividades recaerá también en la motivación del niño, el coste que supondrá para la familia, y las capacidades y necesidades del mismo.

Ginés Ruiz Amorós

Terapeuta Ocupacional

Hifas de Terra, Micoterapia para la vida

El pasado 24 de Noviembre, Corien y yo estuvimos invitadas a conocer Hifas da Terra. Esta experiencia, sin duda nos ha hecho ver y entender la Micoterapia de manera plena. Nos ha permitido ver la poderosa herramienta terapéutica que tenemos entre manos, disponible para niños y adultos. No hemos dudado en describirte lo que hemos aprendido en esta experiencia, para que conozcas lo que la Micoterapia puede hacer por ti y los tuyos. Intentaré relataros en qué consiste la Micoterapia que ofrece Hifas da Terra de la manera más objetiva que pueda, aunque es difícil, tal como llegas allí, te roba el corazón: El paraje, las instalaciones, la inmejorable acogida… Todo está cuidado y mimado hasta el último detalle. Sin duda un proyecto lleno de pasión, conocimiento y trabajo riguroso.

Nuestro viaje a Hifas da Terra, el paraíso de la Micoterapia

  • Nos levantamos muy temprano, aún de noche. Nuestro viaje a Hifas era el típico viaje comercial de un día de formación ida-vuelta, en el mismo día. A mi me motivaba mucho la experiencia porque Galicia me encanta y además es un producto que comercializamos desde la disciplina de Naturopatía y Nutrición, así que prometía. En mi cabeza, nunca imaginé lo que iba a encontrar allí, ya que la mayoría de empresas de productos nutricionales suelen ser espacios más bien grises.
  • A las 7:00 nos encontramos con el resto de médicos y terapeutas en el aeropuerto y con Pilar, la visitadora médica. Subimos al avión, un precioso amanecer despertaba ante nuestros ojos. Nos esperaban casi dos horas de avión, así que aprovechamos para descansar.
  • A las 9:00 aproximadamente aterrizamos en Galicia. El día estaba gris, a punto de llover. No podía ser menos, siendo Galicia. Un autocar nos esperaba para llevarnos a Pontevedra donde se encuentra la sede de Hifas. Me gustó comprobar cómo la mirada de la salud está cambiando tanto en nuestros días: diferentes profesionales de diferentes disciplinas, buscando herramientas más efectivas para mejorar el bienestar los pacientes y clientes. La verdad es que el grupo era encantador.
  • Sobre las 11:00 llegamos por fin a Hifas, situada en A quinta das Cabadas, en Bora. La empresa se encuentra en una finca de 50.000m2 de extensión, al lado del río Almofrei. Los edificios principales son construcciones tradicionales, del 1739. El laboratorio de micelios, se encuentra en las antiguas bodegas. Todo rodeado por los viveros de planta micorrizada, de castaños y otros árboles. Un paraje de cuento de Hadas, donde se respira aire puro, naturaleza y sobretodo tranquilidad. Entramos a una “oficina- tienda- sala” muy bonita, acristalada desde donde se podía contemplar todo el exterior, el Hóreo y la antigua vivienda familiar. Una mesa de madera enorme y preciosa nos esperaba para la formación, con un tentempié de fruta, pan y bizcocho caseros, miel de castaño con setas, infusiones de Hifas y café.

 

Estuvimos recibiendo una interesante y densa formación, sobre el proyecto: tipo de cultivo, cómo se preparan las plantas micorrizadas, los micronizados de setas, los extractos envasados. Después comimos en la antigua casa de la finca. Una casita rústica decorada como si fuera de otra época. Dentro, un arpista nos amenizaba la comida con su música, mientras degustábamos deliciosos platos típicos de Galicia, elaborados con productos ecológicos y con setas. Cuando acabamos de comer  recorrimos las instalaciones antes de seguir con la formación. Pudimos ver en vivo todo el sistema de producción de setas y trabajos de laboratorio. Estuvimos paseando por los bosque de castaños, mientras nos explicaban el proyecto al completo donde también se integra el cultivo de castaño autóctono de Galicia entre otras cosas. Volvimos a la sala de formación donde estuvimos comentando las aplicaciones clínicas y también compartiendo casos clínicos, finalizando así nuestra magnífica experiencia en Hifas da Terra.

 

El lugar donde nace nuestra Micoterapia

Hifas da Terra es una Spin-off de base biotecnológica, con sede en Galicia, creada en 1999 y pionera en Micoterapia en Europa.

La Micoterapia es una Terapia basada en el uso de extractos estandarizados de setas, y complementos nutricionales. Las setas destacan por su alto contenido en aminoácidos esenciales, enzimas, antioxidantes naturales, esteroles vegetales, minerales, triterpenos y polisacáridos hidrosolubles como los Alpha-Glucanos y los Beta-Glucanos. Múltiples ensayos clínicos, a nivel mundial, demuestran la capacidad de la Micoterapia para modular el funcionamiento del sistema inmunológico y celular, haciendo que nuestro organismo sea capaz de combatir y regular afecciones patológicas de diferentes naturalezas fisiológicas.

Hifas da Terra cultiva sus setas ecológicas sobre maderas nobles, bajo un bosque de castaños en un clima único: las Rías Baixas de Galicia. El encapsulado es 100% vegetal, siendo aptas incluso para personas con intolerancias o alergias alimentarias. Varios sellos de calidad europeos y nacionales, avalan su buena praxis en la producción y manipulación del producto de principio a fin.

 

 

¿Para qué está indicada la Micoterapia?

En Tot Teràpia utilizamos la Micoterapia para trastornos y patologías de diferentes naturalezas. Aunque muchas setas tiene propiedades comunes, aquí están algunas de sus especializaciones por tipología:

  • Reishi: Complemento en tratamientos oncológicos, bronquitis, asma, insomnio, cansancio, ansiedad, hipertensión, trastornos derivados de la menopausia, alteraciones tiroideas, hepatitis A y B, candidiasis, aplicación en otorrinolaringología, Autismo.
  • Melena de León: Pérdida de memoria, alteraciones cognitivas, demencia senil, Alzhéimer, Parkinson, esclerosis múltiple, gastritis, reflujo gastroesofágico, úlcera gástrica, alteraciones mucosa intestinal (permeabilidad), alergias, intolerancias alimentarias, colitis ulcerosa y Chron, entre otras.
  • Shiitake: Riesgo cardiovascular, hipercolesterolemia, aterosclerosis, hiperuricemia, alteraciones estructuras tendinosas y del tejido cartilaginoso, inmunodepresión por otras patologías, trombosis, trastornos del hígado, colesterol alto, reduce efectos no deseados en tratamientos con quimioterapia, VIH.
  • Cordyceps: Mejora rendimiento deportivo,aumenta desarrollo, estados de convalecencia, astenia, depresión, insomnio, insuficiencia renal, impotencia, alteraciones de la libido, problemas de fertilidad, trastornos menstruales, hepatitis, virus RNA/retrovirus, EPOC.
  • Coprinus: Diabetes tipo I y II, control de peso, trastorno metabólico.
  • Maitake: Efectos secundarios de la quimioterapia, enfermedades tumorales con tendencia metastásica, hipertensión, hipertrigliceridemia, obesidad, hemorroides y trastorno metabólico.
  • Champiñón del Sol: déficit inmunológico, enfermedades autoinmunes, infecciones recurrentes, alergias, asma, candidiasis, hepatitis B.
  • Polyporus: Sistema linfático, problemas con drenaje y retención de líquidos, mucosidad,  poca diuresis.

Estás son algunas de las aplicaciones que hacemos de la Micoterapia. Si tienes interés en saber cómo esta Terapia te puede ayudar, no dudes en contactar con nosotros, y te explicaremos cómo podemos trabajar en tu caso.

¿Cómo trabajamos con tu caso con Micoterapia?

En las sesiones de Nutrición y Naturopatía, empezamos conociendo el caso en concreto y determinando cuáles son los objetivos a alcanzar. Una vez establecidos estos objetivos, se procede a la intervención. La base siempre va a ser la Nutrición y otras terapias, como en este caso, la Micoterapia.

Maika Villaverde

Nutricionista y Naturopata

 

Hablemos de bullying

No hace mucho leí una frase de Denpa Kyoshi que me hizo pensar: “Si no hay héroes que te salven, te tienes que convertir en héroe”. Me gustaría poderos decir que pertenece a un sabio maestro oriental, pero no, Denpa no es más que un personaje de ficción de una serie de dibujos animados Anime.
Denpa no está del todo mal encaminado: si sufrimos un ataque y nadie más nos puede ayudar, una reacción lógica y sana, seria defendernos. Pero…

¿Qué pasa cuando el ataque vuelve y se convierte en un acoso diario? ¿Qué pasa cuando ese ataque no es de uno, ni de dos ni de tres personas, sino de muchas? ¿Qué pasa cuando el ataque proviene de alguien con más fuerza o poder que tú? ¿Qué pasa cuando tenemos dificultades que afectan nuestra capacidad de reacción? ¿Qué pasa cuando el ataque se nos escapa de las manos y gracias a las redes sociales se vuelve viral?
Desde mi punto de vista, cuando no hay héroes que nos salvan, tenemos tres opciones:

A.  Te conviertes en héroe, como dice nuestro sabio Denpa

B.  Pasas a ser una víctima

C . Te transformas en villano
Efectivamente, la tercera opción es la que mantiene vivo el bullying, porque el maltrato, el sufrimiento y la soledad si no se paran generan más bullying, convirtiendo a este fenómeno en un ciclo que se retroalimenta. Por esta razón, cuando se hacen intervenciones para tratar el bullying es tan importante el apoyar a las víctimas como abordar las dificultades de los agresores.

 

Características del bullying

El bullying se define como una conducta de persecución física o psicológica que realiza una persona o un grupo contra otra, al que escoge como víctima de repetidos ataques. Estos ataques tienen que tener la característica de ser frecuentes y ser intencionados. Otra característica del bullying es la asimetría entre la víctima y el agresor, es decir, la diferencia de fuerza o poder entre ambos.

bullying-espectadores
Un fenómeno que se ha estudiado mucho en el bullying es la reacción del grupo ya que en un típico escenario de bullying encontraremos no solo el agresor y a su víctima, sino también al grupo de espectadores que aunque no intervengan directamente en el bullying estarán reforzando esta conducta. Estos espectadores, no solo no paran o defienden a la víctima, si no que con su Ley del Silencio, se convierten en una magnífica fuente de atención para el agresor y lamentablemente un factor esencial en el mantenimiento del bullying.  Recordemos que es muy probable que el agresor tenga sus propias dificultades y debido a ellas, una baja auto-estima. Estudios en el Reino Unido, constatan que el 24% de jóvenes que han sido víctimas de bullying pasan a ser acosadores. (The Annual bullying Survey 2016, Encuesta a 8.850 jóvenes de edades comprendidas entre 12-20).

 

Estadísticas sobre el bullying

La Encuesta de convivencia escolar y seguridad en Cataluña, Curso 2005 – 2006 nos dice que la forma de bullying más común en las escuelas es la burla. La siguen los empujones o patadas, después las acciones relacionales, es decir, conductas sociales discriminatorias, como por ejemplo ignorar a alguien. En cuarto lugar, nos encontramos con amenazas y coacciones y por último los robos y los destrozos como el modo de bullying menos frecuente.
Otros datos interesantes son que el bullying se manifiesta de manera diferente en chicos que en chicas, siendo más verbal entre el género femenino y más físico en el masculino, que va disminuyendo con la edad y que va aumentando en nuestra sociedad con el transcurso de los años. (Sánchez-Queija, García-Moya y Moreno (2017).

Las consecuencias del bullying

bullying-fichas
Los efectos del bullying son diferentes en víctimas, agresores y espectadores (Walk y Lereya (2017).
En las víctimas se ha asociado a un aumento del riesgo a sufrir ansiedad, un bajo rendimiento escolar y somatizaciones, es decir dolores de cabeza, y de estómago, etc. En adolescentes y luego en jóvenes adultos también se pueden observar depresión, autolesiones y conductas suicidas y puede aumentar el riesgo de desencadenar un trastorno límite de la personalidad. En la edad adulta también se observa un mal estado de salud general, afectaciones en el sistema inmunológico y dificultades laborales (trabajos inestables, menos ingresos, etc) y dificultades para hacer o mantener amistades.
En los agresores se observa una pobre adaptación al entorno escolar, conductas autolesivas o conductas suicidas y un mayor riesgo de delincuencia o violencia con parejas.  En la edad adulta, aumenta el riesgo a cometer crímenes violentos, abuso de sustancias, dificultades para mantener un trabajo y dificultades para hacer o mantener amistades. En mujeres, aumenta la maternidad antes de los 20 años.
En espectadores (Kubiszewski, 2016) nos encontramos con efectos como la angustia, la peor percepción del clima escolar y una menor sensación de bienestar.

¿Es nuevo el bullying?

El acoso escolar ha existido siempre, pero quizás hoy en día nos encontramos con más casos y más graves. La crueldad, la burla y el acoso entre alumnos siempre ha formado parte de la vida escolar y de una manera u otra, todos hemos estado en contacto con este tipo de conductas en un momento de nuestra infancia o adolescencia.

Lo que no siempre ha estado ahí, son otros factores como las nuevas tecnologías, la falta de límites y la tendencia proteccionista de mucho de los padres de hoy en día, que desafortunadamente han potenciado este tipo de conductas, hasta el punto de que la sociedad ha tenido la necesidad de darles un nombre: Bullying.

Es muy difícil de tratar, entender y estudiar formas de afrontar algo que no está definido, y en ese sentido, el nacimiento del concepto de Bullying ha jugado a favor de muchas víctimas del acoso escolar. Por supuesto que todo tiene dos caras, y el Bullying también puede a veces utilizarse erróneamente como excusa, o como pretexto para justificar otras conductas no deseadas.
Por esta razón es tan importante que las escuelas tomen iniciativas, no solo para disminuir o prevenir el bullying entre sus alumnos, sino para formar a docentes y a los padres, para que distingan el bullying de lo que no y prepararlos para que puedan detectar conductas de riesgo en sus alumnos o hijos.

 

¿Qué recursos tenemos en las Escuelas para afrontar el bullying?

Las escuelas tienen una gran responsabilidad en la prevención del bullying ya que es el ambiente en el que se desarrolla con más frecuencia.

En la última década han surgido diferentes programas anti bullying que están teniendo mucha eficacia en las escuelas que los han implementado.
El programa TEI, Tutoría Entre Iguales
El Programa KIVA
Se buscan valientes
StopBullying

bullying-escuela

A parte de estos programas, las escuelas pueden organizar dinámicas de grupo, talleres para potenciar la autoestima, las habilidades sociales y la comunicación emocional, formación para sus docentes, charlas para los padres, etc. con la ayuda de profesionales externos, como nuestras psicólogas de Tot Teràpia, que juntamente con una sólida política de Tolerancia Zero, tendrá un impacto significativo en la incidencia del Bullying en la escuela.

 

¿Qué podemos hacer desde casa contra el bullying?

Una de las mejores armas contra el Bullying es tener una buena autoestima. Para alimentarla desde casa, es bueno poder ofrecerles un espacio de confianza para hablar, para mostrar los sentimientos, buenos o malos, para poder reconocer errores o compartir alegrías, y la mejor manera de hacerlo es con el ejemplo.
Para establecer una confianza con ellos, es importante poder compartir espacios con ellos, fomentar actividades en familia, así las experiencias enriquecerán el vínculo que tenemos con ellos. Así entenderán que el cariño que les tenemos es incondicional y que el ponerse serios y tener que poner límites de vez en cuando, no influye en el amor que os une.
Muchas veces, la comunicación entre padres e hijos se convierte en un interrogatorio. “ ¿cómo ha ido es cole?” “ ¿qué habéis hecho?” de lo que sólo extraemos monosílabos. Si somos nosotros los que les explicamos cómo nos sentimos, o como nos ha ido el día, es muy probable que luego nos cuenten ellos.
Es importante poder hablar con nuestros hijos, no solo de las cosas que les suceden a ellos, si no las cosas que pasan a nuestro alrededor, como sucesos, conflictos, noticias, etc. siempre y cuando estos sean adecuados a su edad, para educarlos y así poder transmitirles valores sociales tan importantes como el respeto a las minorías, la igualdad de género o la solidaridad.

 

bullying-buena-relacion-padres

 

Por último, como padres, es importante estar alineado con la escuela, y conocer qué estrategias se usan para gestionar conflictos. La comunicación con los profesores es esencial y delante de un conflicto es importante que enseñemos a nuestros hijos a responsabilizarse de sus actos y así transmitirles que todo (o casi todo) puede repararse.

 

No hay un perfil de Bullying, todo el mundo puede ser víctima, agresor o espectador, por eso, el bullying es un problema de todos.

 

 

Ainhoa Corbera

Psicóloga y Psicoterapeuta

 

 

 

Trabajar con Sindrome de Down desde la transdisciplinariedad

 

Cuando hablamos de Síndrome de Down (SD) o Trisomía 21 hacemos referencia a una alteración genética que se produce durante el proceso de fecundación por la presencia de un cromosoma extra, total o parcial, en el par 21 del genoma humano. El Síndrome de Down es la principal causa de discapacidad Intelectual y la alteración genética humana más común.

Características principales de las personas con Síndrome de Down

Algunas de las características que afectan a los niños con Síndrome de Down, son, entre otras:sindrome-down-piernas-w

  • Bajo tono muscular e hiperlaxitud de las articulaciones. En ocasiones, este bajo tono muscular puede provocar que los niños se sienten en W (rodillas dobladas y pies detrás, formando una “W” con rodillas y piernas), esta postura le aporta al niño mayor estabilidad pero puede estar dañando sus articulaciones. A nivel de las estructuras orales (labios, lengua, mandíbula, etc) los músculos están más relajados y flácidos de lo normal. Son niños que acostumbran a tener la boca abierta, protrusión lingual y babeo constante.
  • Estructura característica de las manos, suelen ser más pequeñas, con un solo pliegue en la palma de la mano y los dedos meñiques más pequeños y en ocasiones pueden estar encorvados hacia el pulgar. Esto dificulta la motricidad fina en los niños.
  • Dispraxia, disartria o dificultades de movimientos. Dificultades de coordinación, de procesamiento secuencial, de precisión y de ritmo. Esto puede dificultar tanto la motricidad fina o gruesa como el habla u otros procesos cognitivos.
  • Anomalías en las conexiones nervio–músculo de la lengua. Esto produce que los movimientos de lengua sean de escaso recorrido y de poca variedad, dificultando el habla.
  • Bloqueo ligero de las vías nasales.Tendencia a respirar por la boca debido a las grandes amígdalas, a las alergias y a los resfriados recurrentes.
  • Los dientes superiores no se ajustan con los inferiores. Hay una mal oclusión dentaria con prognatismo en donde la mandíbula inferior queda por delante de la superior. Además, se observa una dentición irregular y un paladar alto y estrecho.
  • Dificultades en la integración de los estímulos sensoriales. Procesan mejor la información visual que la auditiva. Además el umbral de respuesta general ante estímulos puede ser más elevado.
  • Otitis media con secreción y pérdidas auditivas fluctuantes, impacto de cerumen, sordera de transmisión o bien, sordera de percepción.
  • Dificultad para mantener la atención durante periodos de tiempo prolongados y facilidad para la distracción frente a estímulos diversos y novedosos.

 

Evaluación en el Síndrome de Down

A continuación exponemos algunos de los tests que utilizamos en Tot Teràpia:

  • Primary Test of Nonverbal Intelligence (PTONI): Evalúa la inteligencia no verbal.
  • BAYLEY-III: La escala Bayley-III evalúa el desarrollo de bebés y de niños pequeños en tres dominios: cognitivo, lenguaje (comunicación receptiva y expresiva) y motor (motricidad fina y motricidad gruesa).
  • NEPSY II: La batería NEPSI-II es una herramienta de evaluación cognitiva que valora el desarrollo neuropsicológico. Se administran tareas relacionadas con la Atención y función Ejecutiva, Lenguaje, Procesamiento Visoespacial, Memoria y aprendizaje y el Funcionamiento Sensoriomotor.
  • SENSORY PROFILE  II: instrumento estandarizado que evalúa los patrones de procesamiento sensorial de un niño en el contexto de la vida cotidiana. La información obtenida permite determinar cómo el procesamiento sensorial puede favorecer o dificultar la participación del niño en actividades diarias.
  • Clinical Evaluation of Language Fundamentals (CELF IV): La batería CELF – IV evalúa las habilidades lingüísticas de los niños. Identifica y diagnostica, de manera rápida y precisa, trastornos en el lenguaje. Nos permite conocer la naturaleza del trastorno del lenguaje, los puntos fuertes y débiles del lenguaje de los niños en cuanto a la semántica, la morfología, la sintaxis y la pragmática y las habilidades del lenguaje en la clase.

 

Tratamiento para niños con Síndrome de Down

Nutrición

Todos los niños necesitan una alimentación equilibrada para poder desarrollarse correctamente. Necesitan un cuerpo sano, poder llevar a cabo actividades cotidianas y de aprendizaje con un metabolismo a pleno rendimiento, y en óptimas condiciones. Esto lo conseguimos a través de la alimentación bien planificada.

En el caso de los niños y niñas con Síndrome de Down, es importante tener en cuenta ciertas características que se pueden dar en casos determinados, como sobrepeso, obesidad, problemas de deglución, dificultad en la masticación, etc. En cada caso, el plan nutricional debe ser personalizado teniendo en cuenta los factores personales, hábitos familiares y de su entorno.

Es importante, en primer lugar, valorar si se presentan patologías o alteraciones gastrointestinales, como reflujo o estreñimiento, o bien intolerancias o alergias alimenticias que puedan producir inflamación de las mucosas y molestias, de manera crónica. También, si hay problemas de deglución o masticación para adaptar las texturas de manera adecuada.

La base siempre será una alimentación variada, donde se incluyan sobretodo frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos por sus altos contenidos en nutrientes esenciales.

También tendremos en cuenta la manera en que cocinaremos y presentaremos nuestros platos. Incluso haciendo partícipes a los niños en preparar su propia comida, implicándolos emocionalmente con este acto tan importante para su salud y calidad de vida.

La alimentación será la base para alcanzar nuestros objetivos, creando la bioquímica más adecuada para un desarrollo físico e intelectual adecuado.

 

Psicología

Los niños y niñas con Síndrome de Down suelen ser muy afectivos y sociales, caracteristicas muy positivas que les ayudaran a formar vínculos afectivos con los demás y adaptarse mejor a su entorno. Con la ayuda y el apoyo necesario, pueden disfrutar de una vida adulta plena, tener un trabajo y asumir un buen nivel de autonomía. Los retos para un niño o niña con Síndrome de Down son diferentes que para un niño o niña con otras características, y para su familia, obviamente también.

Son niños y niñas sumamente sensibles, que durante su desarrollo tendrán que aprender a regularse emocionalmente, como cualquier otro niño, pero quizás ellos necesiten más tiempo y una estructura externa más sólida. Las rabietas son una respuesta infantil muy común frente a una situación de frustración o de enfado, como expresión de sus emociones y el inicio hacia la conquista de la autonomia. De hecho, los niños y niñas con Síndrome de Down, pueden tener un carácter más rígido de lo normal, siendo algo tozudos y por eso, mostrar de una forma más presente, comportamientos de este tipo con los que será difícil lidiar, en muchas ocasiones.  En estos casos, les ayudará el tener una rutina estable y unas normas claras de lo que se puede hacer y lo que no. Siendo necesaria la ayuda de una figura de apoyo, con la que establecer de una forma más clara, rutinas familiares y así, responder mejor a las demandas o dificultades que van presentando estos niños.

A medida que se hagan mayores y más conscientes de ellos mismos y de su entorno, será importante trabajar la autoestima y la autonomía, ya que el potencial de cada niño o niña es único e ilimitado, y lo que importa es avanzar, aunque sea con alguna caída y a pasitos…

A veces, es importante que los padres puedan tener un espacio para pensar y reflexionar en los retos, pero también en los éxitos, y que cuando hay conflicto o un estancamiento, puedan pedir ayuda profesional para poder trabajar en la dificultad y seguir evolucionando de manera positiva. Como padres nos preguntaremos cosas cómo: ¿Qué les podemos y qué no les podemos exigir?, ¿Qué límites tenemos que poner?. Es muy importante entender que cada niño tiene un ritmo de desarrollo distinto y que no importa tanto dónde está, sinó que esté en el lugar que le toca por su edad de desarrollo particular y no por su edad cronológica, o por lo que hagan los otros niños y niñas de su clase. Solo así le estaremos ayudando al nivel que necesita y solo así podrá consolidar su aprendizaje y avanzar. Por otro lado, es muy beneficioso el poder compartir todas estas cuestiones y experiencias con otros padres, porque el reto de uno, seguramente será o ha sido el reto de otros.

sindrome-down-botones-bataTerapia Ocupacional

La Terapia Ocupacional es una disciplina que puede ayudar mucho a los niños con Síndrome de Down a desarrollar sus habilidades. Como ya hemos mencionado en el apartado de características generales, son niños que suelen tener bajo tono generalizado, este aspecto puede condicionar el desarrollo motor, enlenteciéndolo o incluso entorpeciéndolo. Actividades motoras gruesas como andar, correr, saltar e incluso sentarse en una silla pueden ser dificultosas.
El desarrollo de la motricidad fina necesaria para escribir, abrocharse un botón, dibujar,…se ve comprometido por las estructuras de la mano, y por ello, en muchas ocasiones es necesario realizar una intervención especializada.
Las dificultades en la planificación motora de algunos de los niños con Síndrome de Down se traducen en dificultades en la coordinación de los movimientos y en la realización de actividades práxicas como vestirse, atarse los cordones o lavarse las manos, entre otros. Desde Tot Teràpia utilizamos diferentes enfoques y métodos para satisfacer las necesidades individuales de los niños con los que trabajamos:

 

Autonomía personal

Es muy importante enseñar/entrenar las habilidades necesarias para realizar las Actividades de Vida Diaria (AVDs) en los niños. Para ello, es muy importante realizar un buen análisis de la actividad y de la secuencia de pasos necesarios para ir entrenandolos de una manera sencilla y adaptada al niño.

Psicomotricidad

El enfoque de Psicomotricidad nos ayuda a potenciar las siguientes áreas: esquema corporal, lateralidad, equilibrio, estructuración espacial, motricidad gruesa y motricidad fina.

Método Bobath

El método Bobath sigue el principio fisiológico de la plasticidad cerebral, que es la capacidad del cerebro de formar nuevas conexiones entre las células. A través de facilitaciones se hace posible que la persona pueda efectuar movimientos. No enseñamos los movimientos; los hacemos posible.

Integración Sensorial

La Integración Sensorial es la capacidad que posee el sistema nervioso central para interpretar y organizar las informaciones que nos llegan de nuestro alrededor. El procesamiento e integración de todas estas sensaciones constituye la base para el desarrollo de las habilidades de la vida diaria, del desarrollo social y emocional, del funcionamiento motor y de los aprendizajes complejos.

 

sindrome-down-TO

 

Logopedia

Cada niño tiene sus puntos fuertes y débiles y es importante detectarlos de forma precoz para ayudarlos desde bien pequeños en función de sus necesidades.

Los niños con Síndrome de Down entienden muy bien los conceptos comunicación y lenguaje. Para ellos, el acto de comunicarse también es esencial en su vida diaria.

Desean comunicarse desde edades muy tempranas pero tienen características sensoriales, perceptivas, físicas y cognitivas que les dificultan la correcta adquisición del habla y del lenguaje. Debemos facilitarles las herramientas necesarias que les permita desarrollar habilidades para comunicarse con el entorno y aumentar su capacidad lingüística.

Los niños con Síndrome de Down pueden tener dificultades de articulación o inteligibilidad del habla, problemas de voz y de resonancia, dificultades en la fluidez y dificultades para percibir el habla.

En Tot Teràpia, la intervención con los niños con Síndrome de Down desde Logopedia, se centra principalmente en:

Terapia Miofuncional

Son procedimientos y técnicas que se utilizan para corregir disfunciones a nivel muscular que pueden interferir tanto en las fases de comer (morder, masticar, succionar y deglutir) como en la producción del habla. Son ejercicios para equilibrar y/o fortalecer las estructuras musculares de los músculos faciales, la lengua y el cuello en relación con todo el cuerpo (postura)

 

sindrome-down-logopediaMétodo i-COLA

Es un proyecto que está creado para estimular el habla y el lenguaje oral de los niños. Está enfocado a reducir las posibles dificultades evolutivas que presentan algunos niños durante el desarrollo del lenguaje oral.

Está orientado a reforzar la praxis bucal, a desarrollar la fonética y la fonología y a facilitar la adquisición y la formación de sonidos, de palabras, de frases e incluso de textos y/o cuentos.

 

Método PROMPT

Es una técnica de tratamiento principalmente táctil-propioceptiva que ayuda a los niños a organizar, planificar y secuenciar los elementos fonéticos y fonológicos del habla. Promueve una retroalimentación (feedback) al sistema del habla, facilitando los movimientos para una adecuada pronunciación.

 

SAAC

Debe ser acompañado por un/a logopeda para que analice con detalle la capacidad individual del niño y cree el sistema aumentativo de comunicación que sea más adecuado.sindrome-down-pictos

Se puede utilizar un SAAC como un sistema de transición al habla que permita al niño comunicar sus necesidades y sus deseos mientras va desarrollando habilidades comunicativas y nuevos conceptos.

También se pueden utilizar los SAAC como un sistema complementario al habla, que enriquezca el lenguaje del niño, proporcionándole herramientas que le permitan desenvolverse mejor.

 

 

 

 

Musicoterapia

sindrome-down-panderetaLas personas con Síndrome de Down suelen presentar una gran sensibilidad hacia la música. A través de la musicoterapia podemos trabajar la atención, la memoria, la percepción, la motricidad, el lenguaje, la emoción y la socialización.

En Tot Teràpia, tanto si el niño opta por la modalidad individual o grupal, en todo momento se trabajarán los objetivos específicos para cada uno, que habrán sido planteados y se abordarán desde una perspectiva transdisciplinaria por todos los terapeutas del centro a partir de las demandas específicas de la familia.

Las sesiones grupales de musicoterapia suelen ser muy motivadoras para los niños con Síndrome de Down: favorecen la participación, el respeto de turnos y gustos individuales y fomentan un aprendizaje natural interactuando con los otros en un contexto seguro mediado por la música.

El objetivo principal de la musicoterapia en este contexto es potenciar la autoestima y la motivación para poder mejorar o mantener las capacidades de los niños, reforzando los mecanismos positivos y potenciando la parte sana de su ser, a través de actividades variadas con un nivel de dificultad progresivo especialmente diseñadas para ellos.

Para llevar a cabo esta terapia se utilizan métodos como la improvisación con instrumentos musicales, ejercicios rítmicos, percusión corporal, imitación de patrones rítmicos, creación e interpretación de canciones y melodías, ejercicios de respiración y relajación, etc.

La musicoterapia es un proceso dirigido al cumplimiento de unos objetivos terapéuticos que plantea tres fases: evaluación inicial y formulación de objetivos; tratamiento y evaluación continuada tanto de los objetivos planteados como de la evolución del proceso terapéutico; y evaluación final de todo el proceso.

La música nos permite llegar donde las palabras no pueden, estimulando los dos hemisferios cerebrales simultáneamente, algo que no ocurre con la mayoría de actividades que suelen realizar las personas, y es capaz de activar los circuitos neuronales asociados a la felicidad, la recompensa y el placer.

 

 

Experiencia 360º/Little Townlittletown-9

Little Town es un espacio que permite a los niños incorporar en su vida diaria todo aquello que van aprendiendo a lo largo de las sesiones.

Dispone de diferentes escenarios: Un hospital, un supermercado, una farmacia, una tienda de ropa, un supermercado y una biblioteca. Estos espacios permiten realizar actividades lúdicas y motivadoras para los niños, ayudando a que su aprendizaje sea más rápido y efectivo. Debemos tener en cuenta que el cerebro está hecho para el movimiento y para realizar actividades, ya que es durante una actividad cuando recibe más información de los sentidos y le es más fácil almacenar todo lo aprendido. En el caso de los niños con Síndrome de Down es muy importante este aspecto ya que en la mayoría de los casos, la generalización resulta más complicada y lenta.

En función de las características y de las necesidades de cada niño, la intervención se realizará de una u otra forma.

 

 

 
Cristina Antón, Terapeuta Ocupacional

Anna Ballo, Musicoterapeuta

Maika Villaverde, Nutricionista y Naturópata

Alba Peña, Psicóloga

Ainhoa Corbera, Psicóloga

Laura Zaragoza, Logopeda

Irene Lara, Logopeda

¡Mi hijo tiene dislexia! ¿ahora que?

¿Qué es la dislexia?

Según la Asociación Catalana de Dislexia, podemos definir la dislexia como “una dificultad significativa y persistente en la forma escrita del lenguaje, que es independiente de cualquier causa intelectual, cultural y emocional y que, por lo tanto, aparece pese a tener una inteligencia adecuada, una escolarización convencional y una situación sociocultural dentro de la normalidad”.

Características principales de la dislexia:

  • Invierte letras, sílabas y/o palabras
  • Confunde derecha e izquierda
  • Escribe en espejo
  • Confunde el orden de las letras dentro de las palabras (barzo por brazo)
  • Confunde especialmente las letras que tienen una similitud (d/b, u/n…)
  • Omite letras en una palabra (árbo por árbol)
  • Sustituye una palabra por otra que empieza por la misma letra (lagarto por letardo)
  • Tiene dificultades para conectar letras y sonidos.
  • Le cuesta pronunciar palabras, invierte o sustituye sílabas
  • Al leer rectifica, silabea y/o pierde la línea
  • Su coordinación motriz es pobre
  • Le cuesta panificar su tiempo
  • Se dan dificultades para el aprendizaje de secuencias (días de la semana, meses del año, estaciones,…)
  • Trabaja con lentitud
  • Evita leer

El DSM-V, Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, añade que es necesario que los síntomas persistan por lo menos, durante 6 meses.

Además de esto:

  • Las aptitudes académicas tienen que estar sustancialmente afectadas y en grado cuantificable, por debajo de lo esperado para su edad cronológica (mediante pruebas estandarizadas). Normalmente, los niños con dislexia presentan un retraso en la lectura de aproximadamente dos años en relación con su edad cronológica. Y esto, tiene que estar interfiriendo, significativamente, en su rendimiento académico o laboral.
  • Las dificultades de aprendizaje tienen que haber ocurrido y empezado en edad escolar.
  • Y por último, como requisito indispensable, éstas dificultades no se pueden explicar mejor por discapacidades intelectuales, trastornos visuales o auditivos no corregidos, otros trastornos mentales/neurológicos o bien, por directrices educativas inadecuadas.

Así, entendiendo que la dislexia es de origen neurobiológico y pues, que se presenta ya desde el nacimiento, muy probablemente tenga efectos durante toda la vida. Por eso va a ser muy importante su detección y tratamiento, pues es una de las causas principales de fracaso escolar y que afecta a uno de cada diez niños.

Valoración de la dislexia

La valoración debe llevarse a cabo mediante diferentes pruebas estandarizadas. La dislexia engloba diferentes estructuras cerebrales, por lo que es imprescindible que se valore desde diferentes disciplinas. A continuación exponemos algunos de los test que utilizamos en Tot Teràpia:

  • El test PROLEC el cuál nos permite evaluar los procesos iniciales de identificación de letras, los procesos léxicos o de reconocimiento visual de las palabras, los procesos sintácticos y los procesos semánticos.
  • El test PROESC que evalúa el rendimiento del paciente en la escritura. El test incluye un dictado de sílabas, un dictado de palabras, un dictado de pseudopalabras, un dictado de frases, la escritura de un cuento y por último, la escritura de una redacción.
  • La batería NEPSI-II, valora el desarrollo neuropsicológico. Se administran tareas relacionadas con la Atención y función Ejecutiva, Lenguaje, Procesamiento Visoespacial, Memoria y aprendizaje y Sensoriomotor.
  • También será necesaria una exploración exhaustiva de la lateralidad y los procesos asociados como la integración de los hemicuerpos y la definición de lado dominante. Se puede examinar como se están realizando los procesos práxicos a través de la batería SIPT.
  • Y por último, y para facilitar un diagnóstico definitivo, será necesario evaluar el grado de capacidad intelectual, siendo necesario para descartar posibles discapacidades. Para ello tenemos el WISC-IV que explora, de manera precisa, las capacidades cognoscitivas de los niños y PTONI que evalúa la inteligencia no verbal.

De hecho, muchos niños con dislexia son diagnosticados de alto coeficiente intelectual (CI), aunque sus calificaciones en el colegio no lo demuestren. De hecho, para poder realizar un diagnóstico de dislexia los resultados en el CI deben ser superiores a 85, siendo la media entre 90 i 110. Pueden destacar en ejercicios de tipo oral, pero no en los escritos y suelen ser talentosos en el arte, la música, el teatro, los deportes o las ventas.

Trastornos asociados a la dislexia

En la mayoría de las veces las dificultades lectoras o dislexia no se presentan de forma asilada sino que suelen tener trastornos asociados:

  • TDA o TDAH: es un trastorno que se caracteriza por un déficit de atención, impulsividad y hiperactividad, variable en función de cada caso.
  • Disgrafía: errores que afectan al trazado y/o a la grafía de las letras.
  • Disortografía: errores de la escritura que afectan a la palabra provocando dificultades para integrar correctamente las reglas de ortografía.
  • Dispraxia: dificultades en la planificación motora que dificultan la organización del movimiento.
  • Discalcúlia: dificultades en el aprendizaje de las matemáticas.
  • Problemas afectivos y emocionales: puede aparecer frustración, ansiedad, irritabilidad, entre otros, cuando un niño presenta problemas en la lectura.

 Tratamiento de la dislexia

¿A qué profesional debo acudir si mi hijo tiene dislexia?

Es muy importante que el tratamiento de la dislexia lo realicen conjuntamente el logopeda, el terapeuta ocupacional, el musicoterapeuta y el psicólogo (si fuese preciso) abarcando así, todas las áreas que se deben trabajar.

Para tratar las dificultades lectoras desde Logopedia y Terapia Ocupacional, en Tot Teràpia contamos con la herramienta de Metrónomo Interactivo y con un pequeño espacio llamado “Little Town”.

Little Town

Es un espacio que permite a los niños incorporar en su vida diaria todo aquello que vanaprendiendo a lo largo de las sesiones. Dispone de diferentes escenarios: Un hospital, un supermercado, una farmacia, una tienda de ropa, un supermercado y una biblioteca. Estosespacios permiten realizar actividades lúdicas y motivadoras para los niños, ayudando a que su aprendizaje sea más rápido y efectivo. En función de las características y de las necesidades de cada niño, la intervención se realizará de una u otra forma.

cordel-y-cuentas-en-forma-de-letra    tampon-letras

Metrónomo Interactivo (MI)

Es una herramienta útil para el entrenamiento de las habilidades lectoras. Incide en la mejora de la planificación, la cognición, las habilidades motoras, así como ayuda a potenciar la organización y estructuración del lenguaje, la velocidad de procesamiento y la comprensión lectora, entre otras.

metronomo-flechas   metronomo-interactivo-letras   metronomo-formas-geometricas

 

La musicoterapia es una terapia complementaria en el tratamiento de la dislexia, puesto que la música y el lenguaje presentan paralelismos en aspectos sensoriales y motores, en la producción vocal y en su funcionalidad como sistemas de comunicación.

En musicoterapia tanto el paciente como el terapeuta se involucran completa y activamente en la producción musical, lo que puede aumentar la autoestima del paciente con dislexia, que podría estar comprometida por los problemas asociados a su condición.

El entrenamiento auditivo, tanto de sonidos musicales (frecuencias) como de fonemas o palabras (escuchando la letra de una canción, por ejemplo), puede favorecer la capacidad de discriminación auditiva y de conciencia fonológica, que están estrechamente relacionadas con el desarrollo de la lectoescritura.

Cabe resaltar una de las características esenciales de la práctica musical: su gran capacidad de motivación para la participación activa. Aprendemos haciendo cosas, probando, equivocándonos y rectificando. La sesión de musicoterapia pretende proveer al paciente de un espacio seguro para la comunicación y la expresión, sin miedos y sin presiones: un tiempo y un espacio para aprender y crecer.

No obstante, en Tot Teràpia también utilizamos Neurofeedback, una herramienta novedosa y poderosa mediante la cuál se crea un proceso de aprendizaje que conlleva que el cerebro se autorregule mejor y permite que el sistema nervioso central funcione mejor.

Para utilizar Neurofeedback en pacientes con dislexia, es necesario conocer las áreas cerebrales implicadas en la lectura; son tres y se encuentran en el hemisferio izquierdo.

  • Temporo-parietal: Es el área encargada de integrar la información visual con la fonológica o la semántica.
  • Occipito-temporal: De esta área depende el sistema responsable del reconocimiento ortográfico de las palabras (área de la forma visual de las palabras).
  • Circunvolución frontal inferior: Es la responsable de la recodificación fonológica durante la lectura, durante la denominación oral, en el habla espontanea, etc.

cerebro-articulo-dislexia

 

Es muy importante, antes de empezar a trabajar todas estas áreas y aspectos,  tener claro que sin una emoción adecuada, no habrá un aprendizaje adecuado. Esto significa que el niño/a tiene que estar receptivo al cambio y para esto es necesario que crea que “es capaz” de conseguirlo. Si se siente tonto, con baja autoestima y se frustra fácilmente ante cualquier tarea de lectura o tarea escolar, no se sentirá motivado ni atraído para trabajar y su atención estará puesta en su malestar y no en sus potencialidades. En este caso, sería útil empezar la intervención en el área emocional, para trabajar inseguridades y sacarle presión. Es muy importante que los niños tengan ganas de leer y disfruten con la lectura pues es una destreza que difícilmente se verá substituida en un futuro.

 “Un niño que lee, será un adulto que piensa”

 

Alba Peña Psicóloga

Laura Zaragoza Logopeda

Cristina Antón Terapeuta Ocupacional

Anna Ballo Musicoterapeuta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Atiende las necesidades de tu hijos de la mejor forma: jugando

 Te ayudamos a valorar cuál es el regalo más adecuado

Estamos a principios de Diciembre y nos vamos acercando a unos días repletos de celebraciones, tradiciones, reuniones con la familia y los amigos. Es justo decir que unos esperamos las Navidades más que otros, y que, a veces, estas pueden tener momentos de estrés, encuentros difíciles o hasta nos pueden hacer sentir nostálgicos y melancólicos.

Otros pueden pensar que el sentido de la Navidad se ha perdido y que hoy en día, no es más que un pretexto para alimentar un materialismo sin límites.

Nosotros queremos pensar en una Navidad mágica, emocionante y con experiencias inolvidables. Porque si una cosa está clara, es que para los más pequeños de la casa, para todos y cada uno de ellos, las Navidades son una época de ilusión y alegría. Una ilusión cargada de magia, juegos con primos, amigos, y sobretodo por la certeza de que en un momento u otro, van recibir regalo.

Y tras estos niños con ilusión, a menudo nos encontramos unos padres cuidadosos, atentos a las necesidades de sus hijos, que valoran más la calidad que la cantidad, pero con una gran hazaña por delante: Decidir qué regalo es más adecuado.

 

Más allá de los juguetes

El primer juego empieza en la cuna. Primero el bebé descubre sus manos y juega con ellas. Además de interesarse por otras personas, sobretodo por las expresiones faciales de otros, el bebé poco a poco amplía su interés no sólo hacia las personas sino hacia los objetos que le rodean. Empieza a experimentar primero llevándose los objetos a la boca, ya que esta tiene una alta sensibilidad y también moviéndolos con las manos si estos hace ruido. A medida que va creciendo y se desarrolla motrizmente, es capaz de coger juguetes, manipularlos, golpearlos o poner unos encima de otros construyendo torres.  Al cabo de un tiempo empieza a diferenciar y a reconocer la funcionalidad de cada objeto y juega con ellos de manera simbólica creando así las representaciones mentales del mundo que le rodea, por ejemplo, cuando juega dando de comer a su muñeca. El juego al principio es individual, luego progresivamente se transforma en un juego social más interactivo. Jugar con otros niñ@s promueve el desarrollo de habilidades sociales, ya que se aprende a compartir juguetes, esperar el turno y a adaptarse a lo que quiere el grupo. Jugar también beneficia el desarrollo cognitivo. A continuación, os presentamos un abanico de ejemplos de cómo diferentes juguetes pueden influenciar las diferentes áreas: emocional,  cognitiva, motriz y comunicativa. Estos son meramente ejemplos, en Tot Terapia pensamos que jugar va más allá de los juguetes ya que lo más importante es disfrutar de la interacción con los demás y las experiencias que nos brinda el entorno.

El mejor regalo eres tú

Sin duda alguna, los padres ocupan nuestro primer puesto del ranking de los mejores regalos. Jugar con nuestros hijos, no solo nos da la oportunidad de disfrutar con ellos, sino también de alimentar nuestro vínculo, proporcionándoles seguridad y fortaleciendo su autoestima. Vivimos en una sociedad donde todo pasa muy rápido, todo el mundo está muy ocupado. Pensad en esos momentos compartidos como un momento de descanso emocional en el que paramos y nos conectamos con nosotros mismos y con nuestros seres más queridos.

 

Escucha sus intereses

Un juguete es para pasarlo bien. Si te despierta interés, jugaras mas, y cuanto más juegues más rica será la experiencia. Es importante poder poder observar y escuchar los intereses de nuestros hijos y a partir de ahí si lo consideramos oportuno, poder ampliar esos intereses para enriquecer su abanico de experiencias.

 

La magia de la creatividad

La creatividad es la capacidad para generar nuevas ideas, para imaginar objetos que no están o crear historias a partir de ellos. Cuando hablamos de creatividad en el juego, hablamos de juego simbólico.

La capacidad para jugar de manera simbólica suele aparecer sobre los dos años, normalmente al mismo tiempo en que aparece un lenguaje más complejo donde el niño o niña ya no usa palabras sueltas, sino que empieza a comunicarse utilizando las primeras frases. No debemos olvidar que el lenguaje en realidad es un sistema de símbolos.

El juego simbólico aparece de manera progresiva, primero pasando por una etapa donde se usan los objetos por su función, por ejemplo una niña coge un barco de madera y lo hace navegar por el aire, o un niño usa un teléfono de juguete para “llamar” a mama o papa. Después, se utilizan objetos de manera simbólica, por ejemplo una caja de cartón como si fuera un barco. Por último, nos encontramos con el juego creativo, en donde no solo la caja de cartón se convierte en un barco sino que nos meteremos dentro y nos iremos a navegar por el mar y a vivir mil aventuras.

El juego simbólico no solo nos da la oportunidad de crear, si no expresar emociones, ideas y procesos mentales internos. Gracias al juego, las experiencias se consolidan, las emociones se canalizan y la mente del niño o niña puede desarrollarse hacia funciones cognitivas más complejas como el razonamiento abstracto, resolución de problemas y la auto regulación emocional.

Otros materiales no estructurados, como los cartones, los palos, barro, la plastilina, etc… tienen un poder simbólico muy fuerte, ya que estimulan al niño o niña a crear su juego partiendo de elementos muy sencillos.

 

Muévete con ellos

El juego estimula el desarrollo psicomotor del niño o niña, ya que sirve como impulso para realizar una acción. La actividad física es muy necesaria y positiva para todo tipo de niñ@s, sin embargo para los más energéticos, moverse, correr y saltar, es casi una necesidad para expresar sus inquietudes y su personalidad. Cualquier deporte o ir en bicicleta y en monopatín son algunos ejemplos de actividades o juegos activos.

ballsbicicleta

 

 

 

 

 

 

 

El baile y la música también estimulan la actividad motriz además de potenciar el sentido musical, el ritmo y el equilibrio. Un reproductor de música es el regalo ideal para un niño o niña de cualquier edad.

cd-player

Ayúdales a entender sus emociones

Los cuentos son un excelente recurso para trabajar las emociones, ya que en las historias encontramos personajes o situaciones en las que el niño se puede sentir identificado. Os proponemos algunos ejemplos:

monstruo-coloresEl Monstruo de los Colores es un juego para trabajar las emociones primarias a través de un cuento. Se usa material de soporte para simbolizar cada emoción.

 

 

donde-viven-los-monstruosDonde viven los Monstruos es un cuento para trabajar emociones como la agresividad y la reparación.

 

 

 

vacioVacío es un cuento que permite trabajar la pérdida, tanto en niños pequeños como en adolescentes.

 

 

 

 

 

emoti-blockEmotiblocks es un juego para trabajar emociones básicas primarias a través del reconocimiento previo en las tarjetas modelo. En ellas, se muestra la expresión facial que se asocia a cada estado. Posteriormente se deben recoger, manipular y encajar como un lego.

 

 

 

 

pelota-expresionLas pelotas con expresiones emocionales son un recurso muy divertido para la identificación, expresión y la comprensión de emociones con niños a partir de 5 años y hasta los 10, aproximadamente. Con ellas podemos jugar por ejemplo, a contar la última vez que te sentiste de esa forma, respeto a la pelota que te toque.

 

 

1, 2, 3 … Atentos, ya!

Jugar es una manera muy divertida de estimular la atención. Para los más pequeños, son muy atractivos los juegos de reconocimiento de objetos, formas geométricas, tridimensionalidad y encaje. Con estos se entrenan las diferentes perspectivas de un objeto y el refuerzo positivo cada vez que logran encajar con la forma adecuada y los agarres.

atencion

 

Tweezer Tongs es otro juego tipo de juego para trabajar la atención sostenida, la concentración y planificación.

 

tweezer-tongs

 

Los juegos de construcción aparecen muy pronto, antes del año, y van desarrollándose paralelamente a la aparición de otro tipo de juegos. La primeras construcciones son muy simples, como podría ser colocar un bloque encima de otro o hacer puzzles sencillos. Más adelante las construcciones no solo son más sofisticadas, como lego, vías de tren o puzzles sino que también son un medio para las relaciones sociales ya que los juegos de construcción son ideales para trabajar aspectos como compartir y el trabajo en equipo.

 

puzzletrain-set

 

blockspiezas-de-lego

Juguemos en familia

Ya hemos hablado de los juegos de construcción y más adelante os hablamos de los juegos para potenciar la creatividad y el lenguaje. Todos ellos son tipos de juegos ideales para potenciar las habilidades sociales ya que pueden jugarse en grupo, potenciando que los niñ@s interaccionen, compartan y que a menudo tengan que ponerse de acuerdo para trabajar hacia un objetivo en común.

Los juegos de mesa, entrarían dentro de una categoría muy diferente, ya que son más estructurados y tienen reglas. A partir de los 5 o 6 años los niños empiezan a interesarse por este tipo de juegos. Con ellos, además de estimular la comunicación,  podemos trabajar aspectos como la impulsividad, ya que es necesario guardar el turno y la tolerancia a la frustración, aprender a que a veces se gana y a veces se pierde.

A parte de los juegos de mesa tradicionales, hoy en día tenemos una variedad de juegos de cartas como UNO, Piou Piou y Piratatak que son juegos divertidos y muy dinámicos, ideales para jugar en familia, además de que se pueden llevar a todas partes.

 

 

cartas-piou-piou

cartas-piratas

cartas-uno

Enséñale a comunicarse

Comunicar no solo es hablar, existen muchas formas de comunicarse, entre ellas el juego. El juego es un excelente recurso terapéutico que ayuda a nuestros hijos a estimular y a desarrollar el lenguaje oral. Las situaciones de juego provocan muchos intercambios comunicativos.

Los juguetes que representan objetos de la vida real, como jugar en la cocinita (a qué hacemos la comida, a qué estamos en un restaurante, a atender a nuestros clientes…), jugar a la casa de muñecas (a darle de comer al niño, a ayudar al abuelo a sentarse en el sofá…), jugar con medios de transporte (con garajes o carreteras), jugar con granjas y animales, etc. permiten a los niños acercarse más a la realidad y les invita a crear escenarios, situaciones u objetos desde su propia imaginación.

granja

 

casa

pan

cocinita

 

Los títeres, las marionetas y los disfraces nos permiten incentivar el habla y el lenguaje de manera divertida. Contribuyen al desarrollo verbal enriqueciendo el lenguaje de los niños. Mediante estos juguetes, los niños pueden expresar sus emociones, sus pensamientos y sus sentimientos. Además, les hacen ponerse en el papel de otra persona y imaginarse como actuaría o pensaría.

 

disfrases

titeres

 

 

Los cuentos infantiles aportan muchos beneficios en el lenguaje de nuestros hijos. Permiten a los niños trabajar los órganos implicados en el habla, el ritmo y la entonación, la discriminación auditiva, el vocabulario y el lenguaje comprensivo y expresivo. Son un recurso muy motivador y atractivo para los niños.

 

cuentos

 

También se pueden utilizar otros juguetes como:

  • Canciones infantiles
  • Juegos como “Mr. Potato” o “Quién es Quién”
  • Lego Duplo

Conéctalos con sus sensaciones y con su cuerpo

cajaUno de los movimientos de las manos que primero aprenden los niños es el de señalar, es un movimiento importante para ellos ya que les permite expresar deseos. Para que esto se lleve a cabo es necesaria una disociación de los dedos, especialmente del dedo índice. Este dedo es muy importante para la diversos movimientos que realizamos cotidianamente como, coger algo pequeño, escribir, abrocharnos un botón,… por lo que tiene que tener, además, fuerza suficiente para llevarlas a cabo. Esta máquina registradora (o cualquier otro juguete de botones) permite potenciar estas habilidades.

La Coordinación óculo-manual hace referencia a la coordinación que se lleva a cabo entre la vista y los movimientos de las manos. Este tipo de coordinación es necesaria para escribir.

Uno de los juguetes que nos pueden ayudar a potenciar esta coordinación es el Hamma, se trata de un material para niños con unas destrezas previas de coger objetos pequeños con facilidad. Se trata de unos pequeños cilindros perforados con los que se pueden crear diferentes diseños. Con ello además se pueden potenciar aspectos viso-espaciales.

 

hamma

 

 

Algunos juegos ensartables además de potenciar la coordinación óculo-manual nos ayudan a trabajar habilidades de secuenciación ya que normalmente debemos de seguir un modelo preestablecido.

 

enhilar-boton

 

 

Otro ejemplo de coordinación óculo-manual es este juego de candados en el que los niños deben de contar las estrellas que les indican que llave abrirá. Existe un desafío óculo-manual cuando el niño debe de meter la llave por la ranura, además, se potencia el giro de muñeca ya que es necesario girarla para abrir el candado.

Una mini cama elástica puede ser un buen juego donde podemos potenciar la motricidad gruesa de los niños y ayudar a su desarrollo sensorial.

 

cama-elastica

 

 

La maduración de todos los sentidos y de cómo llega la información a nuestro cerebro se va desarrollando desde el periodo fetal. Entre otras cosas, las sensaciones de nuestra piel nos dicen dónde empieza y termina nuestro cuerpo, aspecto importante para el desarrollo motor. Por ello resulta muy interesante incluir actividades táctiles en las rutinas de juego de los niños. Este ejemplo trata de una arena de color con accesorios para simular que se preparan “helados”. Además con este juego se puede potenciar la coordinación bimanual.

 

helados

 

Equipo Tot Teràpia

Corien Dorotea, Logopeda

Ainhoa Corbera, Psicóloga

Alba Peña, Psicóloga

Laura Zaragoza, Lopogeda

Cristina Antón, Terapeuta ocupacional

Anna Ballo, Musicoterapeuta

 

Descubriendo la Integración Sensorial

¿Qué es la Integración Sensorial?

A nuestro cerebro le llega constantemente información de nuestros sistemas sensoriales, desde el olor de un pastel en el horno, hasta la sensación del roce de los zapatos con los pies. La mayoría de nosotros podemos “desconectar” o “filtrar” la información según la vamos necesitando. Sin embargo, existen niños que procesan toda la información que reciben, y por ejemplo, sienten constantemente como los calcetines les rozan los pies, sin poder “apagar esa sensación”. La mayoría de nosotros no sentimos este contacto con los pies si no lo pensamos, ¿llevo calcetines puestos?, tomamos consciencia, y enseguida podemos “apagar” esa sensación para poder seguir con nuestras tareas. Imaginad por un momento que no podéis dejar de pensarlo y que, además, es una sensación incómoda para vosotros ya que la estáis sintiendo aumentada, seguramente os impediría el poder concentraros en una tarea. Este es uno de los ejemplos que explican como se siente un niño con estas dificultades.

 

La Integración Sensorial es la capacidad que posee el sistema nervioso central para interpretar y organizar las informaciones que nos llegan de nuestro alrededor.

 

A través de nuestros sentidos, desarrollamos una comprensión de nuestro mundo, muchas veces esto ocurre sin que nosotros ni siquiera nos demos cuenta. Cuando nuestros sistemas sensoriales están trabajando juntos, nos permiten realizar actividades cotidianas como coger un objeto pequeño situado en el fondo de un bolso sin necesidad de mirar. Para ello necesitaremos tener buenas habilidades táctiles pero además, son precisas habilidades propioceptivas y vestibulares que estén relacionadas  e integradas de manera óptima para realizar la tarea con éxito.

 

¿Qué relación tienen la integración sensorial con el aprendizaje?

La pirámide de maduración del aprendizaje descrita por Wiliams y Shellemberger (1994), entre otros autores, y posteriormente revisada por Lázaro y Berruezo (2009) colocan en el primer nivel de desarrollo de nuestro Sistema Nervioso Central los sistemas sensoriales. Es decir, de los primeros aspectos que se desarrollan en un bebé, incluso antes de su nacimiento, son los sistemas sensoriales, a través de los cuales podrá recibir información del mundo que le rodea, integrarla y responder a ella.

Estos sistemas sensoriales, cuando maduran con normalidad, crean una base sólida para que las diferentes áreas como las habilidades auditivas, de lenguaje, viso-espaciales, entre otras; se vayan desarrollando.

 

Pero, ¿cuáles son nuestros sistemas sensoriales?

Estamos familiarizados con los sentidos del gusto, olfato, vista, tacto y oído pero la mayoría no pensamos en que nuestro sistema nervioso también siente el movimiento, la fuerza de la gravedad (sistema vestibular) y la posición corporal (sistema propioceptivo).

Los primeros sentidos en desarrollarse, y por lo tanto, los sentidos con más influencia en la integración sensorial son los sistemas vestibular, propioceptivo y táctil.

Sistema vestibular

Localizado en el oído interno, conectado a la cóclea. Nos ayuda a:

  • Proporcionarnos un conocimiento inconsciente de los movimientos del organismo y de la posición en el espacio.
  • Integrar los movimientos del cuerpo y de los ojos en relación con la gravedad, influyendo en la postura y el equilibrio.
  • Mantener el tono muscular, especialmente el extensor.
  • Estabilizar el campo visual.

Sistema propioceptivo

Cuyos receptores están ubicados en nuestros músculos y articulaciones, nos ayuda a:

  • Aportar consciencia de la posición de nuestro cuerpo sin tener que hacerlo por la visión.
  • Movernos por el espacio y a aprender nuevas actividades motoras.
  • Planificar nuestros movimientos.
  • Ajustar y estabilizar la posición de nuestro cuerpo para evitar caídas.
  • Graduar la fuerza en los movimientos.

Sistema táctil

Sus receptores están ubicados por todo el cuerpo en nuestra piel, nos ayuda a:

  • Aportar información de los objetos sin que necesitemos verlos.
  • Conseguir destrezas de manipulación.
  • Desarrollar el esquema corporal.
  • Percibir cambios en temperatura, presión y dolor.
  • Discriminar texturas, formas y superficies.

nino-ejercicios-espuma-integracion-sensorial

 

 

 

¿Qué nos puede estar indicando que un niño tiene dificultades con la Integración Sensorial?

Existen conductas que pueden observarse cuando un sistema sensorial no está funcionando de manera adecuada. Se trata de signos generales que pueden presentarse aislados o combinados con alguno más de la lista, es decir, si un niño únicamente presenta uno de ellos pero le esta influyendo en algún aspecto de su día a día, personal o académico, ya debería de alertarnos.

A nivel auditivo

  • No le gustan los sonidos fuertes o inesperados
  • Se angustia y sobreexcita en entornos muy ruidosos o con mucha gente

A nivel visual

  • Le molesta mucho la luz
  • No mira a los ojos (evita el contacto visual)

A nivel gustativo y olfativo

  •  Siempre olfatea los objetos, aunque no sean comida
  • No le gustan ciertos alimentos por su textura
  • No le gustan o le molestan determinadas olores fuertes

A nivel propioceptivo

  • Choca contra las personas, objetos o muebles con frecuencia
  • Es muy flexible, flácido, se cansa con facilidad
  • Camina de puntillas, tiene un mal control postural

A nivel vestibular

  • Se muestra ansioso y temeroso cuando es elevado del suelo
  • Le disgusta escalar, saltar, trepar,…
  • Siempre busca el movimiento, no puede parar de moverse
  • Es demasiado arriesgado, valiente, no teme por su seguridad
  • Es demasiado miedoso, se mueve por el espacio con inseguridad

A nivel táctil

  • Evita los juegos sucios (barro, plastilina, pintura de dedos…)
  • Es sensible a determinadas prendas de ropa (no le gustan por su textura) y le molestan excesivamente las etiquetas de la ropa
  • Siempre está tocando a las personas, buscando el contacto físico
  • Se irrita o se pone agresivo ante la proximidad con otras personas, o cuando alguien le toca accidentalmente
  • Le disgusta caminar descalzo, sobre la arena, sobre la hierba…
  • Es insensible al dolor, no se queja aunque la herida sea importante.
  • Pueden existir dificultades con la alimentación de determinadas comidas.

 

¿Existen diagnósticos asociados a las dificultades en la Integración Sensorial?

Tras estudios realizados se ha llegado a la conclusión de que algunas patologías o dificultades del aprendizaje pueden estar relacionadas con dificultades en la Integración Sensorial. Algunas de ellas pueden ser las siguientes:

  • Síndrome de Angelman
  • Niños prematuros
  • Trastorno del espectro autista
  • Dificultades atencionales y de hiperactividad (TDA/TDAH)
  • Dislexia
  • Dispraxia
  • Disgrafía
  • X frágil
  • Niños privados de estímulos sensoriales durante su desarrollo
  • Dificultades de coordinación
  • Dificultades del lenguaje
  • Síndrome de Down
  • Dificultades de aprendizaje
  • Dificultades en la alimentación

 

Obviamente, no todos los niños que presentan estas patologías/dificultades tienen problemas de Integración Sensorial, sino que se trata de grupos de población sensibles a mostrar dificultad en este aspecto.

Existe otro grupo de niños que únicamente presentan dificultades en el procesamiento sensorial sin tener ninguna otra patología/dificultad.

sala-terapia-ocupacional-totterapia

 

Cristina Antón

Terapeuta Ocupacional

 

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del Espectro Autista (TEA): una mente diferente en un mundo muy complejo.

“María tiene 16 años. Es una chica muy simpática, habladora y muy activa. Cuando está en casa no para, puede ordenar una y otra vez su habitación en una misma tarde. Tiene un grupo de whatsapp con sus amigas a las que hace tiempo que no ve, pero tampoco las echa mucho de menos ya que, cuando se juntan, no paran de hablar y eso a María le acaba agobiando y le entra un fuerte dolor de cabeza. A veces María se siente irritada, incomoda… pero no sabe muy bien por qué; a veces sus padres y su hermana se enfadan con ella, pero María muchas veces tampoco entiende el motivo de su enfado. A María le encanta dibujar caballos, se sabe todas las razas y tipos. Cuando asiste a la clase de Inglés, y siente por momentos que la cabeza le va estallar, empieza a dibujar caballos sin parar. Hace algún tiempo, en el colegio, María se metía en muchos líos, pero desde que ella, su familia y los demás saben que tiene TEA, las cosas han mejorado notablemente”

Tras presentaros a María, os diré que María no existe… pero que personas como María, sí.

María no deja de ser un ejemplo ficticio de Trastorno del Espectro Autista (TEA) leve que he construido gracias al extraordinario camino que he recorrido junto a niños, niñas, adolescentes y adultos con Trastornos del Espectro Autista (TEA).

autismo-chicaLos Trastornos del Espectro Autista (TEA) pertenecen al grupo de trastornos del Neurodesarrollo y engloban diferentes grados de más a menos gravedad dentro de un mismo espectro, tal y como indica el nombre de dicho trastorno. Así lo especifica el DSM V, la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales. El DSM, publicado por la American Psychiatric Association, es uno de los manuales más utilizados por los profesionales para la clasificación e investigación de los trastornos mentales. En Tot Terapia lo utilizamos junto con otras técnicas diagnósticas (como la entrevista no estructurada a padres y niños, ADI-R y ADOS, NEPSY-II, Sensory Profile 2, SIPT, CELF-4) como referencia para establecer un diagnóstico.

El síndrome de Asperger considerado un subtipo leve de Autismo para personas sin afectación en el desarrollo del lenguaje y una capacidad intelectual normal o alta, ha desaparecido en el DSM V. Ahora todos los subtipos se engloban bajo Trastornos del Espectro Autista (TEA). El DSM V los diferencia por grado de gravedad, que dependerá de la severidad de los síntomas y del nivel de ayuda necesaria.

Qué son los Trastornos del Espectro Autista TEA y qué sintomatología tienen?

Al ser un trastorno del neurodesarrollo, las personas afectadas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) lo están desde su nacimiento. Pese a esto, su diagnóstico muchas veces es muy complejo ya que los síntomas y la gravedad de lo mismos varían en cada persona.

En los casos donde la afectación es más clara, el diagnóstico suele hacerse entre los dos y cuatro años de edad cuando los síntomas son más evidentes, aunque algunos signos ya pueden ser visibles por los padres o profesionales durante los primeros meses de vida. Por el contrario, en el caso de personas con altas capacidades o inteligencia normal, el diagnóstico puede retrasarse hasta la adolescencia o incluso la edad adulta, ya que las personas aprenderán a compensar y encubrir sus dificultades a medida que van creciendo.

Las personas con un Trastorno del Espectro Autista (TEA) presentan:

 

Dificultades en la comunicación social en el Trastorno del Espectro Autista (TEA)

Cuando hablamos de dificultades de la comunicación social nos referimos a la capacidad para utilizar y entender el lenguaje y la comunicación en contextos sociales, donde entender las emociones propias y las de los demás juega un papel esencial, y donde los significados de las cosas no son literales, sino que están cargados de matices e interpretaciones complejas.

Nuestra mente funciona como una máquina de análisis de situaciones, personas e ideas. La vida nos aporta experiencias y nuestra mente las va entendiendo, procesando y combinando. Continuamente construimos una “hipótesis” o intuición casi innata de cómo funciona el mundo.

Ahora bien, imaginemos la mente de una persona con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Ellos también tendrán una mente o máquina de análisis del mundo que los rodea, pero en su caso, funcionara diferente. Por ejemplo, podríamos encontrarnos que una persona con Trastorno del Espectro Autista (TEA) pueda entender, acumular información, dar información, pero que a veces no pueda procesar o combinar esta información, ni abstraer ideas a partir de ella. Imaginaros la frustración y la ansiedad que puede generar el encontrarse en un mundo tan complejo, sin la capacidad innata para descifrarlo.

 

autismo-manzana

 

En casos donde el Trastorno del Espectro Autista (TEA) es más severo encontraremos también una afectación importante en la capacidad de simbolización y en el desarrollo del lenguaje.

 

Algunas de las características que pueden tener las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) son:

  • Dificultad para entender las propias emociones y las de los demás, y para interpretar el punto de vista o perspectiva de los demás.
  • Dificultad en la reciprocidad social, como por ejemplo para mantener el ritmo de ida y vuelta de las conversaciones.
  • Dificultad para discriminar o entender expresiones faciales o diferentes tonos de voz.
  • Dificultad para mantener el contacto visual.
  • Dificultad para entender bromas, chistes o frases de doble sentido.
  • Dificultad para entender conceptos abstractos.
  • Pueden mostrarse inadecuados en determinados contextos sociales.
  • Tienden a aislarse de otras personas, les cuesta entablar conversaciones y mantener amistades.

 

 

Comportamientos restringidos y repetitivos en el Trastorno del Espectro Autista (TEA)

El mundo es demasiado complejo e impredecible para la mente de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) que a menudo tenderán a formar rutinas repetitivas que les ayudarán a sentirse más seguros.

Otra característica de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) será el tener intereses restringidos. Estos podrán cambiar con el tiempo o durar toda la vida, y tendrán temáticas muy corrientes como por ejemplo: los coches, la historia, las matemáticas, la música o la programación y los ordenadores, pero a veces también podrán ser inusuales, como por ejemplo un interés excesivo por los trenes, las piedras o la cocina.

Otro aspecto característico de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) será la sensibilidad sensorial de manera que experimentaran más sensibilidad o menos sensibilidad de lo normal a sonidos, sensaciones táctiles, sabores, olores, colores, luces, dolor etc.

De la misma manera que nuestra mente ha aprendido a filtrar o ignorar muchas sensaciones para poder focalizar en otras, las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) tendrán dificultad para procesar, filtrar o ignorar estas sensaciones y bien estas les causarán una gran ansiedad o malestar, o por lo contrario les fascinará y generarán un comportamiento repetitivo para conseguir esta estimulación sensorial.

Diferencias entre géneros. El Trastorno del Espectro Autista (TEA) en niños y en niñas de alto funcionamiento

 

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) en mujeres con capacidad cognitiva normal o elevada, es decir de alto funcionamiento, a menudo presenta una sintomatología muy diferente a la que durante mucho tiempo había sido la presentación clásica de este trastorno. El Trastorno del Espectro Autista (TEA) que hasta hace poco parecía ser más frecuente en el género masculino, parece tener una presentación muy distinta en niñas o mujeres que ha hecho que o bien estas pasen desapercibidas durante más tiempo, o que se les den diagnósticos erróneos. Parece ser que las diferencias no yacen en sus dificultades, que parecen ser las mismas en ambos géneros, pero si en la manera tan dispar en que niños y niñas compensan o camuflan sus obstáculos. Algunos estudios se apoyan en la teoría de la diferencia entre el desarrollo del cerebro en hombres y mujeres; otros estudios señalan a los diferentes modelos sociales de crianza entre niños y niñas como la causa de una diferencia de comportamiento entre los hombre y las mujeres que sufren el Trastorno del Espectro Autista (TEA).

 

Algunas de las características de las niñas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) son:

 

  • Sensibilidad elevada: suele ser una característica prevalente en las niñas y fuente de malestar e irritabilidad que a menudo no ha sido explicada.
  • Sociabilidad: suelen imitar patrones de comportamiento social y lo aplican de manera diferida. Por eso, a menudo nos encontramos que reaccionan a destiempo y con una marcada falta de espontaneidad.
  • Obsesiones. Los intereses restringidos de la niñas suelen ser menos evidentes que en los niños, por ejemplo pueden estar obsesionadas con la moda o el cine.

 

autismo-genero-diferencias

 

La preadolescencia y la adolescencia son etapas muy complicadas para las niñas como Maria, con un Trastorno del Espectro Autista (TEA) leve. Aproximadamente a partir de los 10 años, después de toda una infancia intentando encajar en un mundo tan complejo, con más o menos éxito, las normas sociales cambian drásticamente. Los juegos como el pilla-pilla o el escondite desaparecen y los juguetes se van quedando atrás para dar pie a charlas sobre experiencias y vínculos emocionales. El interés por el otro sexo y el enamoramiento también entran en juego. Las niñas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) no encajan con estas nuevas exigencias sociales y ya no comparten los mismos intereses que sus compañeras. Se sienten frustradas y si su entorno ni ellas mismas no entienden qué les pasa, el sufrimiento es extraordinario. En estos momentos es importante contar con un apoyo profesional.

 

 

Diagnóstico y tratamiento del Trastorno del Espectro Autista (TEA)

Algunas personas piensan que un diagnóstico formal es una etiqueta poco útil, pero para otras el tener un diagnóstico puede ser un paso esencial para entender, aceptar y compartir con sus familias, amigos y profesores una realidad que hace tiempo les está afectando.

En Tot Terapia aceptamos ambos puntos de vista y somos muy respetuosos con el ritmo personal de cada persona y familia. Para nosotros, lo más importante no es tener solo un diagnóstico, sino entender qué es lo que está pasando y trabajar con todos los recursos que tenemos a nuestro alcance para ayudar a la persona que sufre un Trastorno del Espectro Autista (TEA) y a su familia con sus dificultades.

En Tot Terapia haremos una evaluación y, cuando sea pertinente, un diagnóstico gracias a nuestro equipo transdisciplinar de Psicólogos, Logopedas y Terapeutas Ocupacionales.  Utilizaremos diferentes técnicas como ADI-R y escalas de evaluación como ADOS, así como entrevistas no estructuradas con padres y niños.

 

autismo-adolescente-chico

 

Dado que el Trastorno del Espectro Autista (TEA) varía mucho de persona a persona, la propuesta de tratamiento también será muy específica y dependerá de las dificultades que se hayan identificado. Se podrán trabajar aspectos emocionales, sociales, problemas de conducta o cognitivos con Psicología y Musicoterapia, aspectos de la comunicación y lenguaje con Logopedia, aspectos nutricionales con Dietética y Nutrición y aspectos de psicomotricidad, integración sensorial y funcionalidad con Terapia Ocupacional. Otras dificultades asociadas con TEA como tics o las estereotipias también pueden tratarse con Neurofeedback.

Para finalizar, os presento otro retazo de la vida ficticia de Maria para poder explicar que, si en realidad existiera, María hoy tendría 21 años, y que después de una infancia muy difícil hasta que la diagnosticaron con Trastorno del Espectro Autista (TEA), pudo tener una adolescencia con muchos retos pero también con una familia y un equipo de profesionales preparados que le comprendieron y le ayudaron a afrontarlos.

 

Ainhoa Corbera

Psicologa y Psicoterapeuta

 

Artículos relacionados:

Alimentando el TDAH y el TEA

El Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDA/H)

Alimentando el TDAH y el TEA

autismo

 

Seguir una dieta equilibrada es esencial en el desarrollo y rendimiento de cualquier niño. Si además el niño tiene un TDAH o TEA, aún hay que prestar más importancia a su alimentación.

Si bien es cierto que, los estudios realizados a día de hoy no especifican de que manera interfiere la alimentación en estas patologías, si que se está viendo que hay una relación directa en la influencia que ejerce la alimentación: Cuando estos niños mejoran su alimentación, su “sintomatología” también mejora, así como sus capacidades Y aprendizaje.

Algunos niños con TDA/H y TEA suelen olvidar que han de comer o beber, o por el contrario pueden tener comportamientos obsesivos con la comida. Sus dietas habituales suelen ser muy monótonas y poco equilibradas ya que, en ocasiones no toleran ciertos alimentos y poco a poco van acotando su manera de comer. A esto se le suma que los alimentos que más les gustan suelen ser: lácteos casi siempre azucarados, hidratos de carbono refinados como pasta y arroz blanco, productos con alto contenido en azúcar como chuches y bebidas azucaradas, snacks salados como patatas, etc.

Cómo les afecta este tipo de alimentación

Azúcares simples

 

help

 

Según la Universidad de Yale, los niños, y especialmente lo que tengan algún rasgo de hiperactividad, deberían evitar el consumo de “azúcares simples” en su dieta. Estos azúcares producen, entre otras cosas, una subida en los niveles de adrenalina, causante de que el cuerpo entre en alerta e hiperactividad.

Por este motivo es muy importante evitar: las bebidas envasadas, ya sean carbonatadas o zumos, bollería, pastas y arroces refinados, productos precocinados, etc.

No hay que olvidar que además estos alimentos producen una adicción en nuestro organismo:

Cuando estos productos son digeridos aportan una descarga inmediata de azúcares simples a nuestro torrente sanguíneo, llegando a nuestro cerebro en poco más de 20 segundos. Nuestro cerebro consume glucosa para hacer sus funciones, y esto supone una inyección de “azúcar” directa mal gestionada que nos producirá un efecto de “subidón”. Cuando el organismo empieza a retirar este exceso de azúcar (pico de insulina), el organismo entra en hipoglucemia dando la sensación de “bajón”, hambre y ansiedad, por lo que volvemos a querer comerlos, entrando así en un circulo adictivo difícil de romper.

Nuestro cerebro almacena está experiencia de “subidón” como positiva. Así que nos hace buscar este tipo de alimentos y no otros.  Otro tema a tener en cuenta es que la dosis necesaria para obtener ese resultado deseado, cada vez es mayor porque nuestro organismo se va “acostumbrando” a estas sustancias.

 

Lácteos y Cereales con Gluten

caseina

Al igual que pasa con los azúcares simples, los lácteos y el gluten mal digerido producen sustancias adictivas para nuestro cerebro. Por este motivo, suelen ser alimentos que a muchas personas les cuesta sacar de su dieta.

Las sustancias derivadas de los lácteos son las exorfinas. Cumplen un papel esencial en la cría de los mamíferos y están presentes en todas las especies. Esta sustancia presente en la leche genera en el neonato una dependencia hacia la madre y un estímulo a consumir alimento. Además lo tranquiliza y lo duerme.
Estos péptidos opiáceos, además de asegurar la ingesta de nutrientes por parte del neonato y garantizar su descanso, cumplen otra función clave. Para que la cría aproveche al máximo este nutriente perfecto, la leche incrementa la permeabilidad intestinal, asegurando la absorción de los factores de crecimiento presentes en la leche materna. Este proceso se da en el intestino mientras consuma leche, sea esta materna o animal.

 

El Gluten por su parte contiene por cada molécula de gluten 15 péptidos opiáceos, algunos más potentes que la morfina. Una de sus funciones adormecer a sus predadores. Estas sustancias ejercen una sensación de bienestar, de plenitud, euforia, falta de concentración, relajación, etc.

A esta sensación también se engancha nuestro organismo cuando se siente estresado, o emocionalmente incomodo, o cuando no es capaz de gestionar los acontecimientos de ese momento.

 

Que nutrientes debemos incluir en la dieta de nuestros hijos

La alimentación es un pilar fundamental en el desarrollo físico y neuronal, repercutiendo directamente en el rendimiento intelectual y en el comportamiento.

Es importante que la alimentación en la etapa infantil, y especialmente cuando hay patologías añadidas, contenga nutrientes esenciales para conseguir un buen desarrollo neuronal y físico:

  • Ácidos grasos esenciales, especialmente Omega3: Son imprescindibles para el funcionamiento celular y neuronal, ya que forman parte importante de la cobertura y la transmisión eléctrica de estímulos. Además estos lípidos mejoran la circulación sanguínea general, favoreciendo la nutrición de los tejidos y su oxigenación, dando una mayor plasticidad al tejido cerebral. Los ácidos grasos se encuentran en nueces, almendras, semillas de lino y de calabaza, en aceites vegetales, pescado azul, etc.
  • Triptófano: aminoácido asociado a la serotonina (regula los estados de ánimo) y la melatonina (regula los ciclos del sueño). Lo encontramos en el plátano, nueces, semillas de sésamo, etc.

Vitaminas y Minerales, imprescindibles en las reacciones metabólicas

fruta-verdura

 

La carencia de ciertos minerales como el hierro puede ocasionar a nivel intelectual de atención y dificultad de concentración.

Este mineral, junto a la vitamina C, modula la Dopamina, neurotransmisor relacionado directamente con el TDA/H.

Existen muchos otros minerales y vitaminas relacionados directamente con el rendimiento intelectual como el magnesio, el zinc, vitaminas del grupo B. Estos micronutrientes a su vez están relacionados directamente con el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Encontraremos gran cantidad de estos nutrientes en frutas, verduras, cereales integrales, semillas, frutos secos, etc.

Por ejemplo, el zinc y la Vitamina B6 son necesarios para realizar la síntesis de la serotonina. Estos los encontramos en cereales integrales e higos.

 

Azúcares saludables para dar energía a nuestro cerebro

cereales-integrales

 

La ingesta diaria recomendada de estos hidratos de carbono es de 45%-55% de los alimentos consumidos a diario. Estos “azúcares complejos” se liberan lentamente al metabolismo, evitando así un “Pico Glucémico” en sangre, y su consecuente efecto rebote. En este grupo de alimentos indispensables tenemos:

  • Cereales integrales como arroz integral, arroz rojo, arroz salvaje, trigo sarraceno, avena, etc.
  • Legumbres: Aunque son altamente proteicas tienen una parte importante de glúcidos en su composición.
  • Semillas y frutos secos.
  • Harinas derivadas de estos alimentos.

 

Otros hábitos importantes

Además de la alimentación, es importante que se asienten unas rutinas “sanas” relacionadas con las comidas: comer en familia sin teles ni dispositivos electrónicos, que los niños participen en la elaboración de las comidas o en las tareas relacionadas con el momento de comer, tener unos “horarios” de estructura para estos momentos del día…

Otro punto a resaltar es que los niños actúan por repetición: comer en la mesa con la familia les ayudará a integrar alimentos que solo no quiere comer. Si los que están cerca comen frutas, legumbres, verduras…ellos también lo harán. No podemos esperar que coman lo que nosotros no queremos comer, o lo que no nos ven comer.

Todo esto ayuda a los niños a vivir de manera más tranquila. Saben que va a pasar en cada momento. Conocer lo que va a comer y participar directamente en su preparación le ayudará a crear un vínculo sano, confiado y feliz con la comida.

 

Maika Villaverde

Nutricionista y Naturópata

Artículos relacionados:

El Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDA/H)

Trastornos del Espectro Autista (TEA): una mente diferente en un mundo muy complejo

El Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDA/H)

TDA/H¿Cuándo si y cuando no?

El  Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, de ahora en adelante,  TDA/H, es un trastorno del neurodesarrollo que se inicia antes de los 12 años de edad.

En Tot Teràpia, cada vez más, nos encontramos con padres que buscan una opinión profesional  para valorar, con más detalle, si su hijo/a puede estar desarrollando un TDA/H. Aunque muchas veces el sistema de alarma es activado desde la escuela, por presentar comportamientos poco funcionales, en otras muchas ocasiones son los padres quién detectan los primeros síntomas de sospecha. Pero ¿esta sospecha nos está hablando de un Trastorno por Déficit de Atención y Hiperactividad o nos habla de otra cosa?

Es importante que los padres quieran y necesiten asegurarse, y por ello, soliciten una exploración por parte de un equipo de especialistas que puedan evaluar lo que está pasando, desde distintos enfoques y disciplinas. Y así y sólo de esta forma, se logrará un diagnóstico completo, específico y correcto, pues en muchas ocasiones vemos que el  TDA/H se està sobrediagnosticando o confundiendo con otros trastornos.

 

nino-pasando-prueba-nepsy-psicologia-tot-terapia

 

Nuestra propuesta para este blog es explicaros cuáles son los criterios diagnósticos para el TDAH, cómo reconocerlo, sus diferentes propuestas de tratamiento e intervención,  su evaluación y sobretodo, con que otros síndromes o trastornos se puede confundir.

El DMS-V, que és el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos mentales creado y revisado por la APA (American Psychiatric Association), define el TDA/H, en el 2014, como:

  1. Un patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere en el funcionamiento y que se caracteriza por 6 o más síntomas de Inatención o bien, 6 o más síntomas de Hiperactividad. La condición es que estos deben darse durante más de 6 meses.
  2. Algunos síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos estaban presentes antes de los 12 años.
  3. Varios síntomas están presentes en dos o más contextos (por ejemplo: en casa y en la escuela, o con amigos y durante las actividades).
  4. Existen pruebas claras de que los síntomas interfieren en el funcionamiento social, académico o laboral, o se reduce la calidad de los mismos.
  5. Los síntomas no se producen exclusivamente durante el curso de una esquizofrenia o de otro trastorno psicótico y no explican mejor por otro trastorno mental (por ejemplo: trastorno de ansiedad, trastorno del estado de ánimo, etcétera).

Síntomas de inatención

Entre los síntomas de inatención se deben encontrar 6 o más de los que vienen a continuación y que estos sucedan con frecuencia:

a)    Fallar en prestar la debida atención a detalles o por descuido cometer errores en las tareas (por ejemplo: no hacer los trabajos con precisión).

b)    Tener dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas (por ejemplo: dificultades en mantener la atención en clase o la lectura prolongada).

c)     Parece no escuchar cuando se le habla directamente (incluso ante la ausencia de cualquier distracción).

d)    No seguir las instrucciones y no terminar las tareas escolares o laborales (por ejemplo: es capaz de iniciar el plan de trabajo, pero se distrae con facilidad y se evade mucho).

e)    Presentar dificultad para organizar tareas y actividades (por ejemplo: mostrar dificultades en secuenciar tareas, poner los materiales en orden, descuido y desorganización en el trabajo, mala gestión del tiempo y no cumplir los plazos).

f)     Evitar o mostrarse poco entusiasta, así como disgustarse a la hora de iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.

g)    Perder cosas necesarias para tareas o actividades (por ejemplo: libros, lápices, agenda, llaves, papeles de trabajo, gafas, móvil…).

h)    Distraerse con facilidad por estímulos externos (o en los adultos, distraerse por pensamientos no relacionados).

i)     Olvidar las actividades cotidianas (por ejemplo, en hacer sus tareas).

Síntomas de hiperactividad

Entre los síntomas de hiperactividad se deben encontrar 6 o más de los que vienen a continuación y que estos sucedan con frecuencia:

a) Juguetea con algo o golpea las manos o los pies o se retuerce en el asiento.

b) Levantarse de la silla en las situaciones en que se espera que permanezca sentado.

c) Corretear o trepar en situaciones en las que no resulta apropiado (en los adultos, por ejemplo, puede limitarse a estar inquieto).

d) Es incapaz de jugar o ocuparse tranquilamente en actividades recreativas.

e) Sentirse “ocupado” actuando como “si lo impulsara un motor” (por ejemplo: le cuesta estarse quieto, es como que no puede parecer o estar tranquilo).

f) Hablar excesivamente.

g) Responder inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta (por ejemplo: terminar frases de los otros o no respetar el turno de concersación).

h) Le es difícil esperar su turno (por ejemplo: tener que esperar en una cola).

i) Interrumpir o inmiscuirse con otros (por ejemplo: tocar las cosas de los demás sin esperar o recibir permiso).

*Nota: para los adolescentes mayores (17 años) y los adultos, con 5 síntomas de inatención o bien, hiperactividad, es suficiente.

Conocer bien al niño o niña

Como podéis ver, diagnosticar un TDA/H conlleva muchísima observación en más de un contexto. Además, la frecuencia y intensidad de los síntomas descritos debe ser constante y permanecer durante un largo período de tiempo.

Por ello, no sólo es muy importante el reporte familiar y escolar sobre su desarrollo, sino lo que ellos mismos expresan y proyectan. Cuando hay malestar, miedos, ansiedad, preocupaciones, debemos recogerlos, elaborarlos y trabajarlos, porque todos estos pueden estar afectando al estado emocional y cognitivo general del niño.

 

Exploración e intervención del TDA/H

Para poder intervenir adecuadamente, es importante elaborar un buen plan de exploración neuropsicológico en el que intervengan más de un especialista: psicólogos y/o neuropsicólogos (para evaluar la parte de desarrollo emocional e intelectual, así como funciones cognitivas), un terapeuta ocupacional (que evalue aspectos como el desarrollo en la planificación motora, coordinación y praxias) y  también, un logopeda (para determinar más específicamente el desarrollo en el área de comunicación, lenguaje y aprendizaje asociado).

nino-montando-figura-prueba-nepsy-psicologia-en-tot-terapiaLa exploración necesita tiempo y especificidad. Determinar cuáles son las necesidades de ese niño o adulto, sin tener en cuenta aspectos que subyacen a esa sintomatología, puede llevar a “sobrediagnosticar” o a “diagnósticos confusos”.

En muchas ocasiones vemos niños que presentan otros síndromes o trastornos de base y que son los que estan generando esos déficits de atención. De entre ellos, se encuentran una muy baja autoestima, depresión, ansiedad, acoso escolar, discapacidad intelectual o altas capacidades, síndrome de asperger o dispraxia entre otros. Por ello, nuestro equipo cuenta con pruebas estandarizadas como: NEPSY-II, WISC-V, WAIS, CONNERS, CELF-V y el Manual de diagnóstico DSM-V.

Es importante que se trabaje el trastorno de forma transdisciplinar, para que sea efectivo y funcional al máximo. Para ello es necesario actuar desde la alimentación (para empezar a cambiar la bioquímica del cerebro), así como utilizar métodos alternativos a la medicación, como el Neurofeedback (método de entrenamiento para la actividad cerebral) y trabajo de emociones y funciones ejecutivas, en general.

 

neurofeedback-tot-terapia

 

 

Alba Peña

Psicóloga

Artículos relacionados:

Alimentando el TDAH y el TEA

Trastornos del Espectro Autista (TEA), una mente diferente en un mundo muy complejo